La verdadera discusión en Europa

Durante estos días hemos asistido a una serie de marchas y contramarchas por parte de la comunidad europea y el gobierno griego tratando de llegar a un acuerdo para reestructurar la deuda.

Tsipras, que ganó las elecciones prometiendo terminar con la austeridad, se ha visto obligado a abandonar esas promesas y, a pesar de haber confirmado el apoyo obteniendo el 61% en un referendum, se ha visto obligado a meter violin en bolsa y acceder completamente a las demandas de sus acreedores.

Es posible que su error de cálculo haya sido influenciado por la preocupación que los deudores evidenciaron cuando comenzaron los problemas hace algunos años. Lo que no se dieron cuenta es que en ese entonces la deuda griega estaba en manos de bancos privados y, de caer en default, podría afectar seriamente el sistema bancario europeo.

Lo que se hizo en su momento fue transferir la deuda de los bancos privados a los bancos centrales de los otros miembros de la comunidad. En la actual situación, en caso de default, se afectaría el patrimonio de los bancos nacionales pero no tendría ningún efecto importante en la economía de la comunidad.

Cuando los griegos especularon con el temor al default y en forma patoteril pretendieron imponer sus condiciones, se encontraron que los europeos, principalmente Alemania, no sólo no aceptaban sus propuestas si no que los amenazan con terribles consecuencias si no pagaban lo que debían.

Finalmente los griegos se rindieron incondicionalmente y viajaron este fin de semana para terminar la negociación.  Pensaron que ya estaba todo arreglado. No en vano el presidente francés había adelantado que, esta vez, la propuesta griega era seria y posible.

Cuál sería la sorpresa cuando se encontraron con la negativa de la mitad del bloque de la comunidad que ahora exigían otras medidas aún más duras. Aparentemente, todas estas idas y venidas habían afectado la credibilidad de los griegos. Ya no bastaría con promesas, la mitad del bloque, liderada por Alemania, exigía ahora garantías.

El futuro es incierto pero parece que se resolverá en los próximos días. Pero la discusión sobre la situación de Grecia no es la verdadera discusión.

Se sabe que el Banco Central de Alemania tiene una postura tan severa con Grecia porque le preocupa que si flexibiliza su posición en este caso, otros países con problemas parecidos podrían empezar a reclamar las concesiones que hoy piden y se les niegan a los griegos.

Porque en este contexto, subyace otra discusión, la verdadera. La cuestión que hoy divide a los bloques es entre Francia y Alemania. Mientras Merkel se muestra inflexible, Hollande, que recordemos ganó las elecciones con un slogan parecido al de los griegos, pretende una posición más suave. Al contrario de España que ha encarado su ajuste con seriedad y está logrando recuperarse sin la ayuda de nadie, Francia ha implementado algunas medidas, más duras que las propuestas por Sarkozy y que le costaron perder las elecciones. pero no suficientes. Él sabe que es muy posible que en algún momento deba sentarse a negociar una restructuración de su propia deuda. Por tanto todo su apoyo a la posición griega no es más que para llevar agua para su molino que la va a necesitar y mucha. Merkel también lo sabe por lo que cada vez endurece más su posición en previsión de la negociación durísima que se le viene.

La verdadera discusión en Europa hoy es sobre el futuro de la economía francesa. No hay que olvidarse que Alemania y Francia son los socios fundadores de la Comunidad Europea. La mera posibilidad de una reestructuración de la deuda de uno de ellos puede afectar la existencia misma de esa comunidad

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s