Elecciones, el día después

Algunos periodistas, posiblemente preocupados por que Scioli pueda ganar las elecciones en primera vuelta, creen que toda la oposición debería haberse agrupado alrededor de Macri para polarizar la elección. Piensan que así es la única forma en que Scioli no conseguiría el margen necesario para evitar el balotaje.

Tan convencidos de que es así que, el hecho que Macri no haya acordado con Massa en su momento y, recientemente con Lousteau les parecen actos de soberbia. Por eso creen que los resultados, principalmente en Santa Fé y Capital, confirman esa hipótesis.

Quiero compartir dos reflexiones al respecto.

La primera es que Macri, y lo viene haciendo desde hace tiempo, además de desarrollar su campaña electoral, se está preparando para gobernar. No se si se evalúan las limitaciones que tendría un gobierno del PRO basado en tantos acuerdos preexistentes entre tantas visiones ideológicas (y aspiraciones) tan contrapuestas. Es entendible que el PRO pretenda gobernar únicamente si asume liberado de compromisos pre electorales que lo restrinjan. Es lógico suponer que, con las manos tan atadas, no quiera asumir el riesgo de gobernar y fracasar.

La segunda reflexión, de la cual no tengo la seguridad que quisiera, es que así como se juzgan muy negativamente los resultados obtenidos hasta ahora por el PRO y sus aliados, se sobrestiman los resultados que ha conseguido por su lado Scioli hasta ahora. Con los porcentajes obtenidos parecería que está obligado a ganar por un resultado pocas veces visto en su bastión, la provincia de Buenos Aires. Esta sobrestimación se consolida al estimar que los votos que Scioli o el PRO han conseguido irán, en su gran mayoría, a apoyar a Scioli. Me parece que esto último es muy difícil de saber. Uno se puede preguntar por qué, un elector que no votó al oficialismo antes, va votarlo de aquí en más.

No sé si esta estrategia del PRO puede darle los resultados esperados pero lo que sí es seguro es que si hubiera acordado con todas las fuerzas de la oposición como se pretende tendría un panorama muy sombrío a la hora de gobernar. Más o menos como el panorama que se avizora para Scioli por haber acordado con la Cámpora el gobierno de los próximos cuatro años.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s